Miserias Literarias

Desgranando el agusanado mundillo editorial

15 marzo 2007

Preguntas de un escritor novel


Recibo un EMAIL en el que se me comunica que uno de los asiduos a este blog ha recibido una propuesta editorial aún por concretar y en el que me solicita la resolución de una serie de dudas sobre la forma de proceder al respecto. Siendo alguna de estas preguntas bastante comunes entre los autores noveles, me permito la libertad de transcribir dichas preguntas y mis respuestas, respetando en todo momento, por supuesto, el anonimato de mi interlocutor.

¿Cuándo cobra el autor? ¿Cuándo firma el contrato o cuándo se publica el libro? Seguro que resulta obvio para usted. Pues yo, el autor lego y principiante, no tengo ni idea del «cuándo»... Del «cuánto» tampoco tengo ni idea, pero como me imagino que las cantidades son aún más variables que los intereses bancarios, pues no sé si atreverme a preguntar...

Otra duda existencial: Y una vez te «dicen» (verbalmente, claro) que les interesa tu obra y que la publicarán el año que viene, y que ya «te llamarán» para «firmar el contrato y comentar algunos cambios»... Estooo... ¿Puede pasarse tu obra en ese limbo de «inexistencia» muchos meses?... Ya sé que si en ese tiempo desaparece la empresa editora o el editor en persona, pues será lógico que todo se vaya al garete, pero suponiendo que no... ¿Con cuánta antelación a la publicación se firma el contrato?

Y más aún, parece lógico pensar que puedo pedir (¿exigir? ¿solicitar?) firmar un contrato antes de ponerme a hacer arreglos a mi novela. ¿O no?...


Por termino medio y en un amplio porcentaje, los contratos editoriales estipulan que el autor cobre entre un 8 y un 10% de PVP del libro para las ediciones «normales» (rustica, tapa dura, etc.). Dicho porcentaje desciende al 5-6% en las ediciones de bolsillo. Por estos motivos y si el contrato está bien redactado y exento de mala fe, en dicho documento debe especificarse de forma cuasi indispensable, además del porcentaje mencionado

  • Número de ediciones a las que tiene derecho la editorial (unas 25 suele ser una cifra común)

  • Rango de unidades que componen cada edición (entre 2000 y 20.000. Le aconsejo que consulte la entrada de mi blog en la que comentaba el timo de la quincuagésima edición y el concepto de «reimpresiones»)

  • Tiempo de duración de contrato (cinco años suele ser una cifra justa)

  • PVP mínimo de los ejemplares (le permitirá computar lo que usted se llevará en el mejor de los casos si se venden X ejemplares. Este dato no suele ser de uso común pero es muy aconsejable que aparezca en contrato)
De forma general suele estipularse que el autor reciba en concepto de anticipo una cantidad indeterminada (totalmente libre y de común acuerdo entre el editor y el autor. Ahí si que no hay parámetros de referencia para medir: Pérez Reverte cobraría 25 millones de pesetas de anticipo sobre royalties; Un autor desconocido, con mucha suerte, cobrará 200.000 pesetas). Dicha cantidad, por ley, debería abonarse en el momento de la firma del contrato de edición. La cortesía permite que el editor lo liquide de 7 a 10 días después, por el medio que acuerden o que él le indique (talón, transferencia...).

Una vez el libro está en el mercado, el editor suele llevar a cabo dos liquidaciones anuales (tradicionalmente se realizan en abril y en noviembre en la gran mayoría de las editoriales pero en el fondo sólo son fechas orientativas y sujetas a la política de la editorial. Algunas editoriales sólo hacen una liquidación anual a finales de año) en las que el editor está obligado a demostrar documentalmente los ejemplares vendidos. En esa liquidación se le abona al autor su porcentaje correspondiente sobre dichos ejemplares. Si la cifra a liquidar es menor que el anticipo recibido, el autor no cobra nada hasta la próxima liquidación... o la otra... o la otra... es decir, hasta que, a base de liquidaciones, se cancele el anticipo entregado. Importante: las fechas de la liquidación o liquidaciones deben aparecer reseñadas en el contrato.

Respecto a su otra duda, desde que te dicen que les interesa tu obra hasta la firma efectiva del contrato lo habitual es que no transcurra más de un mes/un mes y medio. Desde la firma hasta la publicación pueden transcurrir perfectamente seis u ocho meses. Mi consejo personal es que no comience a retocar su obra hasta que a) le digan en la editorial qué desean cambiar exactamente (y usted evalúe que esos cambios no van en detrimento de su obra) y b) no haya firmado el contrato. No suele ser muy habitual pero hay algunas editoriales desaprensivas que se dedican a hacer trabajar al autor (cambie esto aquí, quite esto de allá) para al final echarse atrás con la más peregrina excusa, obligándole a trabajar de balde y lo que es peor, dejando la obra hecha unos zorros que no termina por reconocer ni uno mismo. Tómese las cosas con calma. Sin pausa pero sin prisa. Le adelanto que el negocio editorial funciona a un ritmo muy lento. Incluso una vez firmadas y atadas las cosas.

1 Comentarios

Blogger Walter Kung Fu dijo...

Muy interesante el mundo editorial. Y yo pensando en meterme en ello. Y como agente.

28/6/07 22:18  

Publicar un comentario en la entrada

<< Volver a página principal